domingo, 21 de febrero de 2010

Venganza fallida

Cuando Walter Moore, diseñador del CS1, el primer motor Norton con árbol de levas en culata, decidió marcharse de la fábrica de Bracebridge Street a NSU en 1929, el derrotar a las Norton en la pista acabó convirtiéndose en su secreta ambición. Y esa fue la finalidad de sus primeros 10 años de trabajo en la fábrica alemana, que llegaron a su cima con la presentación en 1937 de la maravillosa NSU de doble árbol en culata.




Pero en los años anteriores, desde su llegada a NSU con la creación de su primer modelo para la casa, una monocilíndrica de simple árbol, casi copia del motor Norton, y con una mezcla de componentes británicos: chásis Royal Enfield, horquilla Webb, cambio Sturmey-Archer, carburador Amal...y piloto ingles, Tommy Bullus


hasta la fabricación de este modelo de doble árbol que puede verse aquí, la batalla contra las Norton fue siempre de derrota en derrota. Participando en el TT en 1935 y 1936, las monoárbol a pesar de sus buenos resultados, demostraron ser inferiores en prestaciones a las motos británicas, y NSU se retiró a sus talleres, de la mano de Moore para preparar esta biárbol.
Distribución
Culata
Cigueñal, biela, pistón.


En 1937 estaba lista en diferentes cilindradas:
350 cc 71x88mm 31 cv/7.000 rpm, que era la potencia de la 500 monoárbol de años anteriores
500 cc 80x99mm 36cv/6.000 rpm, la potencia de la 600 monoárbol.
y motores de 600cc/670cc/709cc para las carreras de sidecar.


Lamentablemente para Moore, ese primer año de las doble árbol no fue todo lo bueno que cabía esperar, problemas de juventud hicieron que continuaran pasándolas moradas contra las Norton en el campeonato alemán, y la fábrica, que parecía ya un poco harta de los deseos de venganza de Mr. Moore, decidió dedicar sus esfuerzos en 1938 al desarrollo de la 350 "supercharged" diseñada por Albert Roder, enterrando el "arma definitiva" de Moore.
Las doble árbol continuaron corriendo en manos de empleados de la fábrica como Karl Forstner y Rudi Mundlos, que desarrollándolas en la medida de sus escasas posibilidades, consiguieron numerosas victorias e hicieron ver el verdadero potencial de estas motocicletas. Pero era ya 1939, NSU decide abandonar los motores monocilíndricos definitivamente, luego estalla la guerra y el mundo no parecía estar ya para carreras de motos...

(Fotografías: Helmut Krackowizer)

2 comentarios:

Slow Rider dijo...

Interesante historia

Julián dijo...

... y espectacular cigüeñal ...