sábado, 20 de noviembre de 2010

La última vez

La Domiracer del record del 67, sin carenado, con su depósito de 27 litros.

En 1967 el preparador Paul Dunstall decide desplazar al circuito peraltado de Monza dos de sus Domiracer para intentar batir el record mundial de la hora en la cilindrada de 750 cc.

Dos motos basicamente de serie con la única modificación del depósito de combustible, de mayor capacidad para poder recorrer los algo más de 200 km sin repostar.

Y dos pilotos: Rex Butchler, vencedor de las 500 millas de Brand Hatchs en 1967 y David Dixon, periodista y probador de la revista británica The MotorCycle.

El intento tiene éxito, si bien la moto de Dixon rompe la junta de la culata y debe entrar empujando, la moto de Butchler logra una media de 203,980 km/h batiendo el record anterior del año 1961 de 178,712 km/h obtenido por el piloto inglés George Catlin sobre una BMW R69S.


Dixon, Butchler y Paul Dunstall en Monza.

No obstante el record no durará mucho y será batido dos años después por el piloto italiano Brambilla sobre una Moto Guzzi V7, que alcanzará los 214 km/h.
Y es entonces cuando Paul Dunstall decide volver a pisar Monza en 1970 para reconquistar el record, esta vez con una sola de sus preparaciones, pero ahora si, mucho más seria que las anteriores. Y con un depósito bestial de 35 litros necesario por el mayor consumo de la preparación. El piloto: Ray Pickrell.


David Dixon sobre la recta de meta a todo gas.

Pero Paul Dunstall parece no haber considerado la enorme fuerza centrífuga que se genera en los peraltes del circuito de Monza, tanta que aparecen irresolubles problemas de alimentación del motor que obligan a abandonar el intento del record de la hora

Y para no volverse con las manos vacias a Inglaterra, atacan sobre la marcha otros records: el de los 10 y los 100 kilómetros, también conseguidos por Brambilla siempre con la Guzzi V7 Sport, en 206,400 km/h y 214,400 km/h. Para ello se dispondrá sobre la NortonDunstall de un depósito de tan solo 10 litros.

Y aun así solo conseguirán batir el record de los 10 kilómetros, con una media de 211,700 km/h ya que cuando estaba en marcha el intento sobre los 100 km se produjo la rotura de la cadena de transmisión primaria que dañó el carter.


Rex Butchler en 1967. Pueden apreciarse las mejillas deformadas por el viento.


Así pues, vuelta a casa sin demasiadas alegrías y sin pasar a la historia de los grandes eventos del motociclismo. Salvo por el hecho de ser este el último intento de records en el oval peraltado de Monza, que debido a su peligrosidad y mal estado, nunca se volverá a utilizar para estos menesteres.

David Dixon empujando la Domiracer en su intento del 67

No hay comentarios: